top of page
  • conlaescuela

La educación en Venezuela presenta una tasa de inasistencia estudiantil del 15,45%


Estudiante leyendo un texto en voz alta
Estudiante realizando la evaluación de fluidez lectora

La Asociación Civil Con la Escuela continúa generando información sobre el estado de los derechos educativos a través de su proyecto Red de Observadores Escolares y justo en el marco de este proyecto se aplicó una  encuesta en el primer trimestre del año escolar 2023-2024 que  contó con una muestra de 460 docentes de 79 escuelas distribuidas en 6 regiones del país, quienes compartieron sus percepciones sobre la situación de los estudiantes en diferentes áreas. El estudio arrojó luz sobre los desafíos que enfrentan los estudiantes venezolanos en el ámbito socioeconómico. 


El subdirector de Con La Escuela, profesor Oscar Iván Rose, revela que la encuesta mostró una tasa de inasistencia estudiantil del 15,45%.

“Nos encontramos con que el 16.2% de los docentes encuestados reporta tener estudiantes que no asisten a clases por problemas en el transporte. Otro porcentaje, el 42,17% de los docentes reporta que los estudiantes faltan por fallas de los servicios de agua, electricidad y/o gas. Hay un dato que nos preocupa mucho y es que un 19,47% de los docentes encuestados reporta tener estudiantes que faltan a clase por ayudar a sus padres en el sustento del hogar, es decir no asisten a clases por trabajar y ayudar a sus padres en el presupuesto familiar.
Otro dato presente en la encuesta es que el Programa de Alimentación Escolar (PAE), según los docentes encuestados, enfrenta deficiencias significativas. Más de un tercio de ellos indicó que el PAE no está activo en sus escuelas, y un 29,74% reportó que el servicio solo funciona cuando hay clases, lo que actualmente significa uno o tres días en la mayoría de los planteles públicos, por el horario mosaico. “Para los Padres es importante que el PAE funcione porque así resuelven una comida de las 3 que los niños y jóvenes necesitan al día. No es inusual que las mamás vayan a las instituciones y pregunten si ese día el PAE va a repartir el alimento, si no lo hace, no envían al niño. Si el PAE no funciona en la escuela, o es irregular, incide negativamente en la asistencia del estudiante a clases”, explica el profesor Rose.

La matrícula estudiantil también ha experimentado una disminución preocupante. Según el subdirector de Con la Escuela, la matrícula en el año escolar 2022-2023 fue de 35.608 estudiantes, mientras que en el 2023-2024 comenzó con 34.320 estudiantes, lo que representa una reducción del 3,62%. Esta tendencia a la baja se observó en seis de los siete estados de la muestra.


“Ante este desafiante panorama, surgen interrogantes sobre el futuro de nuestros estudiantes de educación básica.  Un buen proceso educativo, con estudiantes bien atendidos, es la piedra angular para el progreso de cualquier sociedad. Es el  motor para el crecimiento económico, la equidad social y el avance global. Sin embargo, ser estudiante en Venezuela se vuelve cada vez más complicado”, sentenció el profesor Oscar Ivan Rose. 

47 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page