• conlaescuela

Aprendizajes y pandemia

Caracas, 30 de marzo de 2022.- ¿Cómo ha sido el logro de aprendizajes en pandemia? ¿Cuánto han aprendido los estudiantes? ¿Qué tipo de aprendizajes han alcanzado?

Todas esas preguntas y más, nos las podemos hacer luego de dos años con clases a distancia, hechas fundamentalmente de manera semipresencial.

Preguntas pertinentes, sobre todo, en estos momentos con la decisión oficial de incorporación masiva de niños y jóvenes a las aulas a partir del 28 de marzo.

Lamentablemente no hay una respuesta cierta a las interrogantes anteriores, poco se dice al respecto y mucho menos con elementos sólidos, producto de alguna investigación exhaustiva, que nos permita sustentar con propiedad los niveles de aprendizajes adquiridos.

Debemos entonces indagar los medios empleados para la actividad instruccional, y hacernos así una idea de cuánto se pudo aprender, más allá de la práctica de sólo “hacer tareas” tan extendida durante este tiempo.

Herramientas instruccionales

En el estudio realizado por @conlaescuela se les preguntó a 209 docentes, en seis estados del país, ¿cuáles herramientas emplearon para atender a los estudiantes?

El resultado fue que el 38% de ellos señaló haber empleado herramientas y medios tradicionales, tipo: Publicación en carteleras, guías impresas, clases copiadas en el pizarrón, tareas copiadas en cuaderno y otros.

Estos recursos eran los empleados cuando los estudiantes estaban frente a los educadores, en un aula de clases, o si llegaban al plantel a retirar sus asignaciones cada cierto tiempo. Como se puede ver la diversidad didáctica fue escasa y probablemente de poco impacto para generar aprendizajes.

Aprovechar el tiempo

Otro aspecto estudiado fue el aprovechamiento del tiempo en la jornada diaria, cuando se asistía a clases.

Para una jornada diaria entre 3 y 5 horas, sólo tres veces por semana (la mayoría), el tiempo escolar se distribuía en los planteles de la muestra de la siguiente forma:

-Explicación de contenidos, asesorías, actividades y tareas complementarias: 2 hrs. 71 minutos

-Evaluación: 1 hora

-Recreo y alimentación: 1 hora 29 minutos

Del tiempo arriba distribuido sólo el 54% se dedica a labores de instrucción.

Probablemente el aprovechamiento del tiempo escolar, obedecía a criterios de períodos anteriores a la pérdida de centenares de días de clases.

Las prácticas escolares empleadas en estos meses del 2020-21, no maximizaron el uso del tiempo en el aula con estudiantes.

Impacto sobre los aprendizajes

El impacto del poco tiempo en clases, y la baja efectividad de herramientas y medios empleados en la educación a distancia generó, no solamente en nuestro país, sino en el resto del mundo lo que se denomina como pérdida de aprendizajes.

En América Latina y el Caribe señalaba el Banco Mundial “..uno de cada tres estudiantes de primaria no podrán leer o comprender un texto al nivel que requieren para su edad..”

Esa pérdida de aprendizajes, también tendrá consecuencias en nuestro país, no estamos exentos de ello.

Para detener la pérdida de aprendizajes habrá que adecuar y priorizar, el tiempo escolar y la diversidad pedagógica, para satisfacer necesidades instruccionales esenciales.

Un ejemplo de ello será la enseñanza efectiva y de calidad de la lectura, escritura, y por derivación la comprensión lectora, en los primeros tres años de la educación primaria.

Igual habrá que hacerlo con otras competencias en distintos niveles de la educación básica. Será una labor ardua, pero, si no se hace lo pagaran los menores de hoy, o adultos en el mañana.


Oscar Iván Rose

17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo