• conlaescuela

La gran pregunta: ¿son seguras nuestras escuelas?

Caracas, 20 de abril de 2022.- ¿Son seguras nuestras escuelas? ¿La percepción de seguridad dentro del recinto escolar se hace presente en nuestros educadores? ¿Cuándo hablamos con ellos de ese importante tema, qué informan?

Esa interrogante formó parte de la encuesta realizadas a los docentes, en el marco del estudio de Observadores Escolares que realiza @conlaescuela en una muestra de planteles de Educación Básica, en seis estados de 5 regiones de nuestro país.



El tema seguridad

El 91% de más de 320 educadores de 72 planteles, consideran que el ambiente interno de los planteles es seguro para sus estudiantes, según @conlaescuela.

Tanto en las escuelas públicas urbanas, como privadas subvencionadas, esa percepción es semejante. En el caso de las públicas rurales es ligeramente inferior en 3 puntos menos, sobre el promedio.

No es nuevo que los docentes señalen una discreta percepción de un ambiente relativamente seguro dentro de sus planteles.

A finales del año 2021 el análisis de los resultados del Diagnóstico Educativo realizado por la UCAB, y otros, señalaba que “..tienen una percepción personal de seguridad que se puede catalogar como Regular dentro de la escala, aunque el 21.4% reporta sentirse Muy Seguro”.

Fuera de las escuelas

En los datos reseñados anteriormente, la admisión de una buena seguridad no es respecto a actos delictivos gruesos tales como: Hurtos, atracos y tráfico de drogas. Ellos si ocurren fuera de la escuela, en sus cercanías.

Cuando están presentes, las clases son las más afectadas. Hasta en 24 de cada 100 instituciones, ocasionaron suspensiones, reportaron docentes al Diagnóstico Educativo, 2021.

A pesar de eso los docentes informa que, al llamar a las autoridades policiales en muy pocas oportunidades hacen acto de presencia.

No son infrecuentes las denuncias de cómo un entorno comunitario fuertemente caracterizado por actividades delictivas afecta el funcionamiento de las instituciones. Entre las consecuencias que trae, ocurre que muchos padres retiren a sus hijos de las instituciones, por el riesgo que corren en el trayecto.

Otra son las renuncias o solicitud de traslados de los docentes hacia ambientes más benignos, víctimas de hurtos o atracos en el recorrido.

Amenazas en las escuelas

Los Observadores Escolares de @conlaescuela han reportado hechos irregulares que podrían ser el embrión de futuras afectaciones a un ambiente seguro en los planteles. Recientemente señalaron una acción en moda, que se le denomina como “reto”.

En ese caso una persona extraña, que puede ser un estudiante de otro plantel con su uniforme, ingresa a un aula de clases de la institución a ser afectada.

Al ser requerido por el educador de aula de ¿quién es? y por qué está allí sentado, el sujeto se para, y se retira de la institución sin mediar palabras, ni dar explicaciones.

El ingreso de personas extrañas a una escuela, ataviada o no con uniforme, puede significar un riesgo potencial a estudiantes y docentes, que debe ser impedido.

A todos nos conviene

Que el ambiente interno de muchas escuelas sea considerado un lugar seguro para las actividades escolares, es lo que debe esperarse de un plantel de educación básica, y de cualquier centro educativo.

Es un valor institucional que se debe proteger. El niño y el joven no solo se instruyen en un ambiente seguro, sino que entran en contacto con valores y actitudes decentes, de intercambio, comprensión, tolerancia, honestidad y respeto al otro.

A todos nos conviene una escuela con esos aportes a los menores.

9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo