• conlaescuela

La escuela venezolana no se resigna

Caracas, 19 de mayo de 2022.- Entre las actividades del estudio de @conlaescuela de Observadores Escolares, realizado en planteles de seis estados, además de la aplicación de instrumentos de medición, están los reportes de incidencia.

Las mismos son revelaciones, de lo que ocurre en los planteles.

Esa información cualitativa ha sido muy útil para conocer el contexto en el cual se obtuvieron los datos.

Si quisiéramos realizar preguntas, sobre ¿Cómo hacen muchas instituciones escolares para capear la crisis, y seguir adelante, a pesar del abandono atribuido a la pandemia, o por una precaria asistencia oficial en estos dos años?

El recurrir a los testimonios de los actores escolares sería muy ilustrativo. Veamos algunos de ellos.



Pregunta: ¿y la recuperación?

¿Qué hacen las escuelas, para recuperar su infraestructura, servicios, instalaciones, y conseguir insumos necesarios, para la atención de niños(as) y jóvenes?

En muchas escuelas hay un esfuerzo autónomo por mantenerlas.

La infraestructura, encontrada en un 37% en mal estado, es una preocupación y ocupación permanente por su rescate:

“En una visita que se realizó los primeros meses, los docentes contaron, con gran preocupación, el problema de filtración que afecta a la institución. Tanto es el amor que le tienen, que para la visita del día de hoy se pudo evidenciar, que a través de autogestión y con ayuda de la comunidad lograron realizar los trabajos de reparación para solventar daños, frisando y colocando manto asfáltico en diferentes partes del techo ..”

Otro caso

“Durante la visita realizada se observó que un grupo de representantes se encontraban en el área de Educación Inicial, pintando un aula, en donde asisten los niños y niñas del 3er grupo. (…), ante el deterioro de la pintura de las paredes y de algunos componentes del mobiliario de las aulas, las maestras manifestaron a los representantes la necesidad de subsanar esta situación, porque lamentablemente, aún no habían tenido respuesta de los entes gubernamentales para atender este aspecto. (…) los representantes decidieron dar una colaboración para comprar la pintura y algunos se ofrecieron como voluntarios para realizar el trabajo.”

Ejemplos de resiliencia no han faltado, ante la carencia de textos por los alumnos, presentes sólo en el 18% de cursos atendidos por los maestros:

“Muchas de las escuelas por su ubicación y baja matricula no son tomadas en consideración para dotación y equipamiento. Es por ello que el director encargado con su personal administrativo, y docente realizaron un operativo para lograr recolección de libros (……), y realizó entrega de este material didáctico de lectura, matemática, ciencias sociales, naturales, y reglas de ortografía para 1era y 2da etapa de dicha institución.”

El tema solidaridad

¿Han ocurrido muestras de solidaridad hacia su comunidad en estas circunstancias?

Hay escuelas solidarias con los niños dejados atrás, presentes en el 82% de planteles con menores en esa condición:

“En la institución se viene desarrollando un proyecto denominado “Alimentando Sueños”, que consiste en brindar meriendas y bolsas de alimentos a miembros vulnerables de la comunidad escolar, en especial a aquellas familias de estudiantes que están a cargo de adultos mayores (principalmente abuelos) con bajos ingresos económicos, y que quedaron con esa responsabilidad debido a la migración de los padres hacia otras regiones del país o al exterior.”

Es un número pequeño de testimonios, debido al espacio de esta columna. A pesar que sabemos que no es suficiente, ni es exclusiva responsabilidad de la escuela, quisimos reconocer el obstinado esfuerzo de directivos y docentes, por cumplir con su misión, a pesar de todo. Es la reserva moral de la educación venezolana.

15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo