• conlaescuela

Herramientas para la educación a distancia en pandemia

Caracas, 23 de marzo de 2022.- La esencia de la educación es la formación e instrucción de los estudiantes. Con respecto a la enseñanza, esto se expresa en los aprendizajes adquiridos por los menores en su aula de clases.

La suspensión de actividades ocasionado por la pandemia, trajo en todo el mundo una alta preocupación sobre las limitaciones de los planteles, para atender con eficacia, eficiencia y de manera prolongada a niños y jóvenes, en una modalidad poco conocida como es la educación a distancia para escolares.

Una paradoja en la educación

Si bien en este siglo las posibilidades de atender a los educandos por vía remota se han incrementado gracias a la revolución digital, y al avance tecnológico en equipos y herramientas informáticas, nunca antes se habían puesto a prueba de una manera tan intensa y continuada, la eficiencia de las nuevas tecnologías, para sustituir la relación física educador – estudiante.

Desde mediados del 2020, cuando inició el abandono de las aulas, y las clases a distancia pasaron a posesionarse, distintas voces se levantaron para expresar el peligro y deficiencia de los medios empleados, al sustituir el salón de clases.

En nuestro caso la situación es más preocupante debido a las falencias de nuestra escuela básica, en las cuales, unido a la poca formación para desarrollar un proceso educativo remoto, no existían, ni existen suficientemente, los recursos e instrumental adecuado para llevarlo a cabo.

El caso Venezuela

En el estudio que desarrolla @conlaescuela de enero del 2022, en una muestra de escuelas en seis estados del país, el 52% de las herramientas empleadas para la instrucción, precisan de equipos telefónicos inteligentes o computadoras con conexión a internet. En lo referente al uso de esa red de conexión digital, el estudio encontró, que la internet estaba presente en sólo 3 de cada 10 instituciones.

La situación expuesta, limitaba aún más la labor docente. Además, es un obstáculo significativo, porque muchas herramientas que surgían como alternativas, léase Zoom, YouTube, classroom, correo electrónico, páginas web y otros, precisan de la red informática para acceder a ellas.

De hecho, de las 10 herramientas más usadas para la instrucción en el año escolar, cinco de ellas solo se podían emplear si había equipo y conexión a internet, o vía teléfono inteligente.

Lo anterior se complicó porque el acceso a internet en nuestro país no es posible en el 65% de los hogares (OVSP, junio 2021).

La modalidad: celular

El otro medio aplicado, con mayor intensidad para la educación no presencial, fue a través del teléfono móvil inteligente.

En ese caso, el equipo es imprescindible para usar la aplicación WhatsApp, que es la más empleada.

Hasta en 3 de cada 10 instituciones presentes en la investigación, los docentes reportaban el empleo de ella.

Vía WhatsApp, los docentes interactuaban, enviaban y recibían tareas, y trabajos de sus estudiantes.

En este caso, a diferencia de internet, su mayor uso como aplicación, tiene correspondencia con su presencia, ya que la misma alcanza entre un 67 y un 78% en los sectores no pobres o muy pobres de la población(ENCOVI, 2021).

Una tarea pendiente…

La evaluación de la efectividad en los aprendizajes gracias al empleo de estas herramientas y los medios empleados, está por realizarse. No obstante, aún falta mucho por aprender, para un uso eficiente de ellas.

En la próxima columna detallaremos que ocurrió con otros medios educativos más tradicionales, es decir los de un espectro no digital o telefónico.

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo