• conlaescuela

Continúa el monitoreo

Desde el año 2018, la Asociación Civil Con La Escuela ha venido desarrollando un monitoreo de la situación escolar venezolana. Se inició con un estado que pudiera ser espejo del país, una muestra de 25 escuelas y cuatro encuestas a aplicar. En el año escolar 2021-2022 se aplicaron cinco encuestas en 72 escuelas públicas, privadas y subvencionadas multinivel ubicadas en seis estados del país respondiendo a una muestra intencional estratificada.



Este año escolar 2022-2023, se propone una nueva aplicación de las encuestas incorporando un nuevo estado y ajustando el número de escuelas participantes a 79.


Los estados que participarán en esta edición serán: Distrito Capital, Miranda , Bolívar, Anzoátegui, Apure, Lara y Zulia. La muestra de escuelas ubicadas tanto en entornos urbanos como rurales y su dependencia será pública, privada, o subvencionada para construir una muestra representativa del sistema escolar venezolano. Se recabará información sobre los siguientes aspectos: infraestructura escolar, acceso a servicios básicos, plantilla docente, matrícula estudiantil, asistencia y deserción, y la situación social de docentes y estudiantes.

En esta nueva edición, se hará un primer acercamiento hacia la calidad educativa haciendo un sondeo de fluidez lectora a través de una evaluación piloto en los estados Miranda y Distrito Capital. Se utilizará una prueba de fluidez lectora para estudiantes de tercer grado de primaria basada en estándares internacionales.

En el año escolar 2021-22, se observaron tres elementos que evidencian el deterioro en las condiciones de funcionamiento de la educación básica. Estos son: planta física escolar en mal estado (en 53% de las escuelas rurales, y 44% de las urbanas), significativo nivel de inasistencia a clases de los estudiantes (23% por falta de transporte, 14.6% realizan algún tipo de trabajo, 28.7% por falta de alimentos), y el descenso de la presencia de maestros (en el 43% de las escuelas). La realización de este nuevo estudio es de gran importancia para hacer un seguimiento de la evolución de la situación anteriormente identificada para así tomar medidas que lleven a su mejoramiento.

En el ámbito de la calidad educativa y la adquisición de competencias fundamentales, el saber leer y comprender lo que se lee es la base que posibilita o dificulta cualquier aprendizaje escolar posterior, llegando a ser la competencia que más impacto tiene en el desarrollo de las personas. Se estima que la no ejecución de clases presenciales producto del COVID-19 durante al menos 18 meses (2020-2022), trajo una pérdida de ese tipo de aprendizajes que debió afectar significativamente el desarrollo de esas competencias en los primeros grados de la educación primaria. Por tal motivo, la evaluación de fluidez de la lectura permitirá conocer la escala de un problema no atendido y menos aún estimado en el país que puede estar perjudicando a un amplio sector de niños y niñas escolarizados.




5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo